No me gusta ir al gimnasio y como hacer que te guste.

Muy buenas al habla Juan Pa, no me gusta ir al gimnasio y me he vuelto un loco de los retos fit en los que estoy poniendo en riesgo mi salud para demostrar que hay vida más allá del gimnasio y si no la ves es que estás ciego/a.

Te dejo mi segunda semana del reto de ir 21 días seguidos al gimnasio.

No me gusta ir al gimnasio. 

Hoy empiezo mi tercera semana en el gimnasio y la verdad es que me quiero medio morir.

Me quiero medio morir porque no estoy dando descanso al cuerpo y es fundamental el descanso a la hora de hacerte el plan para ir al gym.

Gracias a este reto me estoy dando cuenta de que no es sano hacer todos los días deporte como mucha gente hace. En estos 14 días que llevo yendo al gimnasio veo que hay gente que no paran ni un solo día.

Este reto me lo he marcado porque quiero coger el hábito de ir al gimnasio, romper con la desidia del primer día y poco a poco ir cogiendo forma. Además como no me gusta ir al gimnasio quiero hacerme creer que estos centros deportivos son una buena opción para ponerse en forma.

Quiero agradecer a toda la gente que me ha ido dando ánimos por Instagram. Muchas gracias por seguir mis retos en Instagram, donde voy colgando el día a día del reto.

Ir 21 días seguidos al gimnasio no se lo recomiendo a nadie.

¿Por qué no me gusta ir al gimnasio?

Los gimnasios los encuentro muy aburridos.

Vas al gym, haces tu rutina de ejercicios y a casa.

Son mucha las personas que van a un gimnasio y no interactúan con nadie, tan solo con su móvil y eso da un poco de “yuyu”.

Hay gente que solo hace deporte en el gimnasio cuando puedes hacer deporte de mil y una maneras, pero la costumbre de ir al gym hace que al final acabemos como “ovejitas” encerradas en un espacio cerrado oliendo a sudor y aire retestinado.

Si te aburre el gimnasio como a mi, te animo a que vengas un día a jugar a voley playa, haces muchísimo ejercicio ya que es un deporte muy explosivo y te lo pasa genial conociendo gente nueva.

¿Cómo ha ido esta segunda semana en el gimnasio?

Como no me gusta ir al gimnasio la primera semana me la tomé como toma de contacto y escribí mis primeras impresiones sobre como superar la primera semana en el gimnasio en el gym. 

Esta segunda semana me he metido un poco más de caña. Tengo que decir que mi objetivo en el gym no es coger músculo sino bajar de peso, para ello hago mucho cardio.

Mucha gente piensa que cogiendo cuatro pesas y haciendo un par de máquinas ya están en forma y lo que consiguen es un cuerpo esculpido que los pones a correr y se asfixia a la que ha corrido 500 metros. Tener un cuerpo musculado no significa que estés en forma.

Estoy haciendo mucho cardio en máquinas, bicicleta y elíptica ya que la cinta para correr no es muy recomendable si sufres de rodillas como es mi caso.

Es la única actividad que hago de forma individual.

Todo lo demás lo hago en las clases dirigidas con monitor. Ojo a las sesiones virtuales que si has visto el vídeo de arriba sabrás porque no las recomiendo.

Como no me gusta ir al gym me apunto a las clases dirigidas.

En estos días he podido comprobar que a grande escala hay dos tipos de perfiles que van al gym.

Las personas que solo van a las máquina a hacer cardio y pesas y por otro las que van a las clases dirigidas.

Algunos/as se mueren de ganas de asistir a una clase dirigida ya sea de step, cycling o bodypump, pero por vergüenza no se animan.

Otros y otras solo van a las clases dirigidas y pasan de largo por la sala de cardio o de pesas.

Si te aburre ir al gym te recomiendo asistir a las clases dirigidas, porque te divertirás más, tendrás más interacción con las personas que están haciendo la misma actividad física que tu y te motivarás más que si vas solo/a.

Si vas solo/a al gimnasio puede que te desmotives porque no tienes nadie con quien hablar, nadie que te acompañe o te anime y para hacer eso hay que ser duro de mollera, a no ser que contrates a un entrenador personal.

Te animo a que pruebes alguna clase dirigida en el gym. En estas dos semanas he asistido a las sesiones de cycling y bodypump. Te cuento mi experiencia.

¿CÓMO SUPERAR LA PRIMERA CLASE DE BODY PUMP?

El bodypump lleva unos cuantos años instaurado como disciplina deportiva en los gimnasios.

Es un ejercicio de fuerza, resistencia y tonificación, aunque pueda parecer que no trabajas cardio, según los ejercicios que hagas notarás como suben las pulsaciones.

En el bodypump se trabajan casi todos los músculos del cuerpo. Se trabaja por bloques y en cada bloque trabajas diferentes partes del cuerpo con barra, pesas y tu propio peso.

Es una actividad que ofertan en el gimnasio que me gusta, aunque puede parecer muy repetitivo ya que durante tres meses hacemos los mismos ejercicios. En esta segunda semana, en las clases de bodypump  iba medio solo porque me he aprendido los bloques con los que trabajamos.

Si es la primera vez que vas a bodypump te recomiendo no coger mucho peso, ya que se hacen muchas repeticiones como para trabajar con peso.

Es importante que cojas poco peso porque si no te vas a machacar sin sentido ya que esta disciplina no es para reventarte cogiendo peso.

Si el primer día no puedes con tu alma, es normal. Pero te aseguro que a la tercera vez que vayas ya no te sabrá igual, por lo que tendrás que ir aumentando de peso para que el cuerpo no se relaje.

¿CÓMO SUPERAR LA PRIMERA CLASE DE CYCLING?

Otra de las sesiones dirigidas a las que he ido estas semanas, es al cycling. El cycling es un ejercicio donde trabajas mucho cardio, por lo que para perder peso va fenomenal.

Si no lo sabes, en estas sesiones te tiras 45 minutos peladeando encima de una bicicleta. El monitor/a va dirigiendo y notarás las subidas y bajadas en la dinámica de la clase.

Es una actividad que si no la has hecho nunca, te puede resultar muy pesada y acabar con agujetas al día siguiente, pero una vez que has montado tres, cuatro veces en la bicicleta te comes el mundo.

En la clase la monitora va dando las directrices para regular la fuerza del pedal, hacer ejercicios de pie o sentados e ir subiendo y bajando montañas al ritmo de la música.

Eso sí, como te ponga en la clase una música que no te guste, vamos apañados, porque la música es muy importante a la hora de hacer ejercicio físico, si no te gusta y no te motiva, te vendrás abajo y si te mola estarás a tope.

¿TE DA VERGÜENZA IR A LAS SESIONES DIRIGIDAS? 

Como no me gusta ir al gym y como he dicho antes, hay mucha gente que le da vergüenza ir a las clases. A mi también me lo daba, pero una vez que superas esa vergüenza te parecerá una tontería.

Para superar esa vergüenza lo mejor es meterte en la clase sin pensar.

Que haces los ejercicios mal, pues ya los harás mejor, que te tiras un pedete mientras coges aire, pues no pasa nada, ¿Quién no se ha tirado algún pedete en clase? Si total, la música está a tope, nadie se va a enterar.

Es importante que antes de entrar a la clase te informes bien sobre lo qué se hace, no te metas de buenas a primeras en alguna sesión sin tener pajolera idea.

Hoy en día es muy difícil entender las clases en los gimnasios con tanta abreviación y nombre en inglés.

Que si GAC, TAC, RADIKAL, DTX, BOOT CAMP.

Si no sabes de que va la sesión,  como me suele pasar a mi, pregunta antes, simple y llanamente.

Espero haber animado a esas personas que no les gusta ir al gym  a que lo intenten al menos.

Puedes ver mi primera semana de amoldamiento al gym aquí. 

Y si odias el gimnasio como yo, márcate un reto, pero con descansos y no hagas como yo.

Puedes ver más artículos sobre mis retos en EL BLOG DE RETOS FIT.

Me queda una semana más para terminar el reto y ya pensaré si me quito del gym o no…

 

DEJA TU COMENTARIO

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.